¡Para todo mal, el mar!

5 cosas que aprendí debajo del mar

Los días pasados me fui a Mahahual en Chetumal, una playa increíble: es de mis lugares favoritos, la primera vez que fui, fue en mi luna de miel y me encantó, esta vez volvimos por otra experiencia. Fuimos para certificarnos como buzos y más allá de lo teórico, te quiero compartir las 5 cosas que más me resonaron y aplican para la vida en la superficie.

  1. Respira

La clave del buceo es la respiración, para descender, ascender, la flotación etc. Al respirar de una forma relajada también controlas el aire que hay en tu tanque y disfrutar de la experiencia más tiempo; y en mi caso a controlar la ansiedad que me daba al principio que liberas el aire del chaleco y te vas hundiendo poco a poco jaja respirar te ubica en el momento presente, es una especie de ancla a tu cuerpo de tu mente y de tu alma, respirando das ese espacio para crear. Respirar te conecta contigo mismo, bajo del mar eres tú y tu respiración; me recuerda a ese momento que estás en el vientre materno respirando. Se nos olvida en el día a día respirar para vivir y no para sobrevivir, te invito a que en este momento con esta consciencia respires muy profundo y sientas como el aire entra y hace lo suyo. 

2. Todo en equipo es mejor

Siempre con un compañero descender y vivir tu aventura, cuidándote y comunicándote con señas. Está bien depender de alguien más, confiar en alguien más y sentirte vulnerable, está bien pedir ayuda y recibirla, la merecemos y es momento de saber aceptarla. Y repite conmigo “Está bien depender de alguien más, confiar en alguien más y sentirte vulnerable, está bien pedir ayuda y recibirla, la merecemos y es momento de saber aceptarla”.

3. Despacito

Todo a su tiempo, sin prisas y sin presionar. Al bajar, subir y recorrer el arrecife el pataleo es leeeento por que así damos espacio a que la magia suceda y observes lo que pasa tu alrededor de una forma respetuosa; ya sea el pez, la langosta, la tortuga o esas oportunidades de la vida que tanto queremos manifestar. Muchas veces llegan y por estar a las prisas y querer que todo pase al segundo, nos lo perdemos. Ajustemos nuestra vibración, con la de la Creación.

4. Fluye

Fluye con la corriente del mar y no en contra, es menos cansado y fluyes con la Ley del Mínimo Esfuerzo ¡Sí es una ley del Universo! Pero tenemos creencias que tiene que ser difícil o doler para conseguirlo, cuando lo más fácil y definitivamente menos cansado es ir con la corriente, te sorprenderás a donde te lleva. Hoy libero mis resistencias y me dejo guiar por un fluir más elevado.

5. Magia

El planeta Tierra es pura MAGIA, debajo del mar, en la tierra y en el aire. Todo absolutamente todo, sus colores, sus geometrías y sus tamaños son perfectos y eso nos incluye; somos MAGIA. Vivimos en un planeta increíble donde todo es una biblioteca viviente y lo tenemos a nuestro alcance, todas las diferentes consciencias y planos de la existencia convivimos sólo hay que RESPIRAR, TRABJAR EN EQUIPO con ellas, IR DESPACIO y FLUIR.

Es una de mis mejores experiencias y ya estoy emocionada de seguir conociendo el mundo acuático cual sirena. Les comparto la página del lugar a dónde fui http://maradentrodiving.com/ súper profesionales y con un gran equipo de maestros.

Karen

1 Comment
  • Danielle Stern
    Posted at 20:23h, 25 septiembre Responder

    Me encantó. Justo para el momento que estoy viviendo.
    RESPIRAR, TRABAJAR EN EQUIPO con ellas, IR DESPACIO y FLUIR.

Publicar un comentario